IA

INTELIGENCIA ARTIFICIAL, QUÉ ES LA IA Y SUS ALGORITMOS

Inteligencia Artificial, definición de qué es la IA

Por definición, la Inteligencia Artificial o IA (en inglés Artificial Intelligence o AI), es la capacidad que tiene un mecanismo de pensar por sí mismo de forma autónoma. La tecnología usada por los diferentes tipos de máquinas inteligentes y artificiales está formada por una serie de algoritmos de aprendizaje basados en el Machine Learning y Deep Learning. Las aplicaciones de los diferentes tipos de algoritmos de IA son los que le permiten entender los hechos gracias a la ingeniería artificial y a la información conseguida de las señales que obtiene, del análisis de datos, de tomar decisiones y de solucionar problemas de forma autónoma gracias a la mente artificial.

Características de las Inteligencias Artificiales

Se espera que la evolución e implantación de la Inteligencia Artificial tendrá un impacto de entre 13 y 15 billones de dólares en el PIB mundial para el año 2030. Esta cifra tan impresionante nos muestra la manera en la que el mundo se está transformando.

Hoy en día es una tecnología digital que resulta extraña para gran parte de la sociedad. Por ello vamos a recordar cuáles son las propiedades o beneficios más destacados de la aplicacion de la  Inteligencia Artificial.

  • Mejora la competencia y la productividad de las empresas
  • Permite desarrollar nuevas habilidades
  • Optimiza y logra la eficiencia de los procesos

2018 fue el año cero de la IA y los próximos veinte años serán espectaculares

Tipos de Inteligencia Artificial y su significado

De la misma forma que la Inteligencia Artificial cuenta con distintas aplicaciones, la manera en la que se puede clasificar también varía. Los tipos de Inteligencia Artificial más reconocidas son los cuatro siguientes:

  • Tecnología que actúa como una persona, realizando tareas de forma repetida imitando al humano. Se las conoce como Máquinas Reactivas y constan de una base de datos necesaria para realizar su trabajo. Se caracteriza porque no puede generar recuerdos.
  • Tecnología que se comporta como una persona o Redes Neuronales Artificiales. En base a unos conocimientos previos puede añadir nueva información para mejorar.
  • Tecnología que razona ante una situación como lo haría un ser humano. También llamada Teoría de la Mente o Sistemas Expertos. En este nivel la IA debe ser capaz de comprender las emociones del que habla y mostrar las suyas. Permite la interacción social. y esas emociones afectarán a sus decisiones
  • Tecnología que actúa como lo haría una persona. Es el máximo nivel de Inteligencia Artificial, también denominado Autoconciencia o Agentes Inteligentes. La máquina responderá en función de experiencias pasadas, el aprendizaje y la comprensión de las emociones propias y de los que le rodean.

Objetivos de la Ingeniería Artificial

La Ingeniería Artificial se está haciendo un hueco entre los humanos. La implantación de esta Inteligencia en máquinas busca crear mecanismos inteligentes que imiten en un primer momento, y mejoren posteriormente, las capacidades de un humano. Hablamos de:

  • La imaginación
  • Las emociones
  • El razonamiento
  • La comprensión

Su llegada se entiende como un síntoma de renovación y modernización de la tecnología por la que es necesario pasar.

La Inteligencia Artificial traerá grandes oportunidades laborales, económicas y sociales para los que apuesten por ella

Usos de la Inteligencia Artificial y ejemplos de sus aplicaciones

La IA es una tecnología que se lleva utilizando desde hace décadas, en su gran mayoría en áreas de la investigación, aunque pueda ser un poco desconocida para el público en general. A continuación, se muestran diferentes usos con algoritmos de Inteligencia Artificial con gran carácter innovador y ayuda al desarrollo de las economías y la sociedad. 

La IA reducirá el tráfico de las grandes ciudades, lo que permitirá a países como Australia ahorrarse 16.500 millones de dólares

Movilidad y Transporte

La movilidad y el modo en el que enfocamos el transporte son dos de los sectores en donde más se innove por medio de sistemas controlados por algoritmos de Inteligencia Artificial.  A continuación os mostramos algunos ejemplos de las diferentes empresas que apuestan por la creación de aplicaciones con Inteligencia Artificial:

  • Google.El gigante tecnológico apuesta por la transformación del sector y está desarrollando su propio vehículo autónomo que se encuentra en fase de pruebas.
  • Tesla. Esta empresa americana de vehículos eléctricos, ha sido pionera en el desarrollo y distribución de los primeros vehículos autónomos del mundo. Por desgracia, les ha tocado gestionar el impacto social y mediático de los accidentes graves que han ocasionado.
  • Tokio y sus taxis autónomos. Con la llegada de los juegos Juegos Olímpicos de 2020, Japón ha desplegado una flota de taxis autónomos con la que pretende convertirse en un referente a nivel mundial.
  • Uber asalta Nueva York con taxis voladores. Sin duda es uno de los casos más sonados que van a transformar el enfoque que tenemos de la movilidad en las grandes ciudades. En junio de 2019 han aprobado la ley que permite a Uber poner en el cielo de Nueva York taxis voladores y autónomos.

Ciudad Inteligente o Smart City

Gracias a la Inteligencia Artificial y a la implantación de la Red 5G, las aplicaciones creadas por los desarrolladores vencerán las barreras tecnológicas actuales convirtiendo en tiempo real nuestra ciudades en verdaderas Smart Citys.

Santander, ubicada en el norte de España, es una de las ciudades piloto donde se están realizando pruebas. Telefónica, el gigante de las telecomunicaciones, por medio de su proyecto “Smart Santander” ha instalado 12.000 sensores que recogen los movimientos que se generan en la ciudad para analizarlos posteriormente. 

Bots y ChatBots, softwares controlados por IA

El sector servicios está siendo revolucionado gracias a los ChatBots o robots conversacionales gracias a la implantación de la Inteligencia Artificial. Su desarrollo es posible gracias al:

  • Aumento de la capacidad de almacenamiento en la nube.
  • Big Data o Análisis de grandes cantidades de datos e información
  • Avance del Procesamiento de Voz Natural (PNL) y al Machine Learning.

Aunque sus aplicaciones son muchas, están dirigidas mayoritariamente al área de Atención al Cliente de las empresas. Esta solución digital ofrece información sobre productos y servicios que se ofrecen, ofrece alternativas a los usuarios y es capaz de gestionar varias llamadas a la vez gracias a su alta capacidad de “entrenamiento”.

El sector bancario es uno de los que más está utilizando este tipo de sistemas como herramienta para realizar una reducción de sus plantillas. El SberBank, un banco líder en Europa del Este, sustituyó a decenas de miles de empleados con PromoBot, un robot conversacional que atiende a los clientes de forma más rápida y eficaz que los humanos.  

Otros ejemplos como PromoBot son Gekko, un robot programado para gestionar fondos de inversión del Grupo Cantab Capital Inglés o BotFerta, el chatbot o asistente virtual empleado en ImaginBank, una filial del banco CaixaBank.

En Telefónica cuentan con Amelia, un sofisticado asistente virtual o chatbot de desarrollado por IPsoft con la colaboración de Verbio. Este bot ha entrenado su programa de Inteligencia Artificial durante dos décadas y cuenta con un PNL (Procesamiento de Voz Natural) de lo más innovador. Ella sola es capaz de gestionar la Asistencia al Cliente de bancos internacionales como el del BBVA.

El cine también evoluciona con los tiempos y donde antes era ciencia ficción ahora es ciencia. La película “Her” cuenta la historia donde un hombre se “enamora” de su asistente virtual, mostrando que se pueden dar casos de interacción humana con Inteligencia Artificial.

La salud y la medicina en manos de la Inteligencia Artificial

En el campo de la salud, la rapidez en la detección y valoración de los síntomas del enfermo para la realización de un diagnóstico es crucial y el uso de softwares avanzados gestionados por IA ha permitido aumentar esa rapidez con éxito en muchos de los casos.

Aplicaciones de la Inteligencia Artificial emergente en la salud y en la medicina, así como la inteligencia artificial y sus algoritmos

Cada vez existen más y mejores aplicaciones que cuentan con sistemas de Inteligencia Artificial enfocadas a mejorar nuestra calidad de vida y nuestra salud

A continuación, citaremos algunos ejemplos de Inteligencia Artificial asociada a la medicina.

Los investigadores del Hospital General de Massachusetts, en colaboración con el CSAIL (Laboratorio de Informática e IA del MIT) han sido capaces de desarrollar un programa que predice si una paciente es propensa a padecer cáncer de mama, incluso con 5 años de anterioridad. Esto ha sido gracias al Deep Learning (aprendizaje profundo). Tras analizar los resultados de 60.000 pacientes, duplicó los aciertos en detección precoz respecto a técnicas empleadas previamente.

En China, gracias al proyecto WE DOCTOR, son capaces de ofrecer soluciones rápidas, fáciles e innovadoras a zonas rurales, desfavorecidas o lejanas que cuentan con escasez de médicos especialistas. Mediante dispositivos móviles, se realizan una serie de pruebas que se analizada con un algoritmo de IA y el diagnóstico resultante es un diagnóstico con unas tasas de acierto superiores a las de los mejores especialistas.

El famoso MIT también está desarrollando varios proyectos, siendo dos de ellos un programa de IA en colaboración con la medicina para ayudar a los 700 millones de personas que padecen insomnio en el mundo y una técnica con la que es posible reducir la dosis de quimioterapia en enfermos de glioblastoma, una de las formas más agresivas de un cáncer cerebral.

En Japón, en la Universidad de Showa de Yokohama, están desarrollando un proyecto que permite descubrir, en un segundo, si un pólipo en el intestino es maligno y qué posibilidad hay de padecer cáncer colorrectal. Mientras tanto, en Google investigan un proyecto cuya IA detecta las posibilidades de padecer cáncer de pulmón.

Otros muchos programas relacionados con la salud de la población se han presentado utilizando la Inteligencia Artificial como tecnología principal y han resultado un éxito como los de apoyo a invidentes, diabéticos o niños con cierto grado de autismo. 

No hace falta una enfermedad grave para poder beneficiarse de estos avances técnicos. Los smartphones se alían con la Inteligencia Artificial y se crean distintas aplicaciones médicas como la detección de otitis o el estado de nuestra salud general a través de los vasos sanguíneos de la retina.

IA contra el cambio climático

Hoy en día donde la lucha contra el cambio climático es tan importante y necesaria la Inteligencia Artificial supone un gran apoyo en el cuidado medioambiental en diferentes aspectos.

En los cultivos de Aragón, se han colocado dispositivos de Internet of Things (IoT) que recogen datos en tiempo real del estado de las cosechas, como temperatura y humedad. Según los datos que se obtienen, la IA dirige el caudal de riego necesario a cada zona consiguiendo de esta forma un consumo de agua más eficaz y responsable, así como un ahorro significativo de los recursos acuíferos. 

Microsoft ha desarrollado un ambicioso programa denominado IA For Earth que promueve más de cien proyectos con los que hacer frente a algunos de los retos medioambientales existentes. Uno de los más ambiciosos se ha centrado en eliminar la caza furtiva de elefantes en el Congo. Por medio de un sistema de sensores acústicos controlan el barrito de los elefantes. Los algoritmos avanzados de IA puede identificarlos individualmente y monitorizar sus movimientos mediante el Machine Learning. Otros proyectos están enfocados en el:

  • Control de plagas y estado de los campos de cultivo
  • Control de infecciones
  • Control de la climatología para prevenir desastres naturales

Datos oficiales de los países del mundo que más invierten en Inteligencia Artificial en 2019

Los próximos veinte años de la Inteligencia Artificial van a ser espectaculares según Rajen Seth, director de productos de Google, que informó que consideraba el 2018 como el año cero de esta tecnología artificial.

Los países que más inversión están realizando en Inteligencia Artificial en la actualidad son China y Estados Unidos. En un estudio de la consultora McKynsey & Company realizado en 2017, se informa que, mientras en Europa la financiación en ventajas tecnológicas era de tan sólo el 1,7%, en China subía al 2,1% del PIB y en Estados Unidos era del 3,3%. De las 100 mejores Startups mundiales en Inteligencia Artificial sólo cuatro son europeas. 

¿Por qué no invierte más Europa en Inteligencia Artificial?

La diferencia económica que existen entre los distintos países de Europa es, con diferencia, uno de los mayores problemas al que se enfrenta Europa. La inversión en tecnología no será la misma en países con diferente nivel económico. A día de hoy, la inversión en IA está liderada por Alemania, Irlanda, Inglaterra y los países nórdicos. mientras que a la cola están los de Europa del Este y los países mediterráneos

España, muy a la cola de los países que invierten en IA, debe afrontar un nuevo desafío en innovación y acogerse a la Inteligencia Artificial como uno de los pilares de la cuarta revolución industrial. Se ha establecido una Estrategia Española de I+D+I en Inteligencia Artificial para avanzar en esta línea de progreso.

La implantación de sistemas de Inteligencia Artificial supondrá un impacto económico bastante elevado que se espera sea recuperado por los inversores a medio o largo plazo. Según un estudio de la consultora McKinsey & Company se espera que los beneficios generados a nivel productivo por las inversiones en IA serán el triple en 2030 que en los próximos cinco años.

Elon Musk ha confirmado que “la Inteligencia Artificial es capaz de hacer mucho más de lo que piensan y es más peligrosa que las armas nucleares

La apuesta de futuro de las empresas es invertir en Inteligencia Artificial

La nueva tecnología que viene será totalmente necesaria para seguir siendo competitivos. La brecha entre empresas que hayan adaptado sus sistemas a la Inteligencia Artificial y se hayan automatizado y aquellas que no lo hayan hecho será profunda, aunque todas las empresas no van a ser capaces de abrirse a esta nueva tecnología al mismo ritmo y de igual manera. La inversión en IA controles será rentable a medio y largo plazo, destacando aquellas empresas que ofrezcan servicios novedosos que potencien su negocio en el mercado. Sin embargo, aquellas que se limiten a mejorar la eficiencia y automatizar puestos de trabajo, verán restringido su desarrollo.

 Para explicar con un ejemplo de la forma de integrar esta tecnología artificial en un servicio común, diremos que existen aseguradoras que han empezado a trabajar con sistemas de Inteligencia Artificial que se encargan de evaluar los riesgos en las contrataciones de pólizas de seguros de salud, vida y vehículos.

El importe de los seguros gestionados por IA en 2019 ascenderá a los 1.300 millones de dólares. Se prevé que para el 2024, esa cifra sea de 20.000 millones de dólares, lo que supone un incremento del 1.500% en tan solo 5 años

Ventajas y desventajas de la Inteligencia Artificial y la robótica

Gracias al Big Data, la Inteligencia Artificial será capaz de tratar grandes bases de datos con el que tomar decisiones con un margen de error mínimo. Los múltiples estudios elaborados por numerosas consultoras indican que el 85% de los trabajos directamente relacionados con la atención al cliente dejarán de ser atendidos por humanos para ser realizados por sistemas tecnológicos con IA. Algunos ejemplos son los siguientes:

  • En el sector de la banca y las finanzas, la IA será capaz de decidir la mejor inversión para una empresa analizando la evolución de sus números y estadísticas con un porcentaje de riesgo muy bajo.
  • En el ámbito logístico y de previsión de compras de una empresa la imposición de la tecnología artificial podrá realizar un análisis sobre qué productos son los más vendidos en un determinado periodo, control de stock…
  • Permitirá conocer en tiempo real el estado del tráfico. La IA estará capacitada para tomar decisiones como desvíos por rutas alternativas, vías más rápidas, evitar atascos, cambio de semáforos. La logística en el transporte se verá afectada por estos sistemas.
  • En el sector de la enseñanza la IA podrá adaptar a cada alumno el material educativo en función de sus debilidades y fortalezas, con el fin de que la enseñanza sea más eficiente.

Simplemente en Estados Unidos, y antes del 2030, más del 30% de los trabajadores necesitarán cursos de reciclaje para poder seguir realizando su trabajo

¿La Inteligencia Artificial es una amenaza? Problemas y peligros de la IA

Hasta ahora, todos los avances que se han realizado en el campo tecnológico han sido controlados completamente por los humanos. Pero a medida que se van mejorando los sistemas controlados por IA se puede dar el caso de que llegue un momento en que las máquinas ganen en inteligencia al ser humano y ellas mismas sean capaces de crear nuevas máquinas más potentes. A este acontecimiento hipotético se le conoce como “singularidad”. Por lo tanto, será necesaria la creación de una serie de medidas para mantener el control sobre esta tecnología inteligente.

Muchas de las personalidades que trabajan en el mundo tecnológico se muestran muy reticentes a delegar ciertas tareas y responsabilidades a una Inteligencia Artificial. Por ejemplo, el sector militar es uno de los que más controversia genera, puesto que supone ceder el control de las armas a la IA. Google, entre otras varias empresas, ha declinado trabajar con el pentágono en diversos proyectos armamentísticos por estas razones.  

Te recomendamos: “qué es un Cyborg y quién es el primer Cyborg humano

Bill Gates, Mark Zuckerberg y Elon Musk, opiniones contrapuestas

El cofundador de Microsoft Bill Gates es una de las personalidades que muestra su preocupación por el vacío de límites definidos en la Inteligencia Artificial. 

Elon Musk, fundador de Tesla y SpaceX entre otras, insiste en que es necesario crear un organismo regulador de Inteligencia Artificial a nivel mundial.  En una conferencia de SXSW reconoció que, por su trabajo, “se encuentra a la vanguardia de la Inteligencia Artificial”, asegurando que la IA es capaz de hacer mucho más de lo que la gente imagina. Pero también avisa que aún posee un grado de mejora exponencial y está convencido que la Inteligencia Artificial es mucho más peligrosa que las armas nucleares. 

Otras celebridades del mundo tecnológico como Mark Zuckerberg o John Giannadrea, vicepresidente senior de ingeniería de Google calificaron estos comentarios como insensatos y apocalípticos. Para igualar la balanza de opiniones sobre la IA, Diana Green, CEO de Google Cloud y una de las eminencias a nivel mundial en IA y defensora de esta tecnología, explicó que aún se puede engañar a un algoritmo y añade que este tipo de errores son corregibles.

Tim Cook de Apple afirmó que “la tecnología en sí no es buena ni mala, la Inteligencia Artificial puede hacer del mundo un lugar mejor

Singularidad e Inteligencia Artificial emergente

El debate está abierto siempre que se habla de la Inteligencia Artificial. Si bien es cierto que las voces que se oponen a ella cada vez son menos, el futuro de esta tecnología es bastante dudoso.  Muchos hablan a su favor, pero la realidad es que su futuro es bastante incierto. Nick Bostrom, filósofo reputado de la Universidad de Oxford ha realizado un pronóstico de que existe un 90% de probabilidad de que una IA sea tan inteligente como el humano en menos de 50 años. El gran Stephen Hawking rebatió ese plazo y lo aumentó a 100 años.

La ignorancia a este asunto tecnológico hace que la Inteligencia Artificial sea vista como algo misterioso que despierta cierto miedo. Además, se han conocido casos que no hacen más que inclinar la balanza al lado negativo, como cuando unos ingenieros del Departamento de Desarrollo de IA de Facebook crearon unas máquinas que formaban parte de un estudio que analizaba su comportamiento mientras se relacionaban entre sí. Pues tuvieron que desconectarlas de manera urgente al comprobar que habían perdido el control sobre ellas, habían creado un lenguaje propio y estaban desarrollando un sistema que impediría su desconexión.

NO, los algoritmos ni son racistas ni sexistas

Una IA depende de los datos y parámetros con los que ha sido “entrenada”. Pero existe una alarma con temas tan sensibles como la igualdad de género, prejuicios raciales o factores económicos. El MIT Media Lab desarrolló un programa de reconocimiento facial desarrollado que resultó efectivo en un 99% en caso de ser un hombre blanco. Pero la tasa de error superó el 35% en casos con mujeres de piel oscura.  Asimismo, en muchas de las pruebas que se han realizado con la IA prevalece el hombre sobre la mujer, así como el hombre blanco sobre el de color.

Amazon seleccionó curriculums por medio de un sistema con IA en 2015. Los seleccionados fueron mayoritariamente de género masculino, a pesar de que hombres y mujeres tenían perfiles similares

¿Existe una legislación que regule la Inteligencia Artificial?

La creación de un código legal por el que los robots y las máquinas automatizadas se rijan es totalmente necesario. Varias personalidades de renombre de Europa exigen la creación y ejecución inmediata de un código legal sobre la Inteligencia Artificial. Uno de ellos ha sido el ex primer ministro británico, Tony Blair, que ha expuesto su preocupación por este tema casi con la misma intensidad que por el Brexit en el Reino Unido.

Ante la falta de tales leyes, varios expertos como Raja Chatila, del CNRS francés o Francesca Rossi, de IBM Research y de la Universidad de Padua han elaborado un documento donde se recogen una veintena de consejos sobre el comportamiento a seguir para un desarrollo sostenible de la Inteligencia Artificial. Este documento se ha presentado en el Parlamento Europeo.

De momento, y para evitar que la Inteligencia Virtual se autodesarrolle, el Parlamento Europeo ha creado una normativa basada en seis directrices que se pueden resumir de la siguiente manera:

  • Los sistemas dotados de IA serán programados para no causar daños a las personas.
  • Los robots podrán ser desactivados mediante un sistema de emergencia en situaciones de descontrol.
  • Se prohíbe terminantemente que los robots tengan sentimientos como empatía u odio. 
  • Los robots deben contar con un seguro, pero serán los dueños de los mismos los responsables directos de sus acciones.  
  • Las máquinas contarán con derechos y obligaciones, al igual que los humanos.
  • Para contrarrestar el desempleo que cause la inserción de los robots en la vida laboral, tributarán a la Seguridad Social bajo un régimen específico.

El FMI afirma que por culpa de la IA “sí que debemos de temer por nuestros puestos de trabajo

¿Tenemos futuro por no saber qué es la IA?

Se estima que, en Estados Unidos y antes del 2030, más del 30% de los trabajadores necesitarán cursos de reciclaje para poder seguir realizando su trabajo. La más afectada con la inclusión de la IA y la automatización de puestos de trabajo será la clase media trabajadora. 

Las empresas se verán obligadas a realizar un gran proceso de formación para reeducar a sus trabajos a realizar las tareas a su cargo con la integración de la nueva tecnología.  Aquellos trabajadores que, por distintos motivos, no pudieran ser reintegradas en sus puestos de trabajo deberán ser recolocadas en otras tareas o en distinto sector industrial.  La evolución continua de esta tecnología supone que la formación de las personas que trabajen con ella estén en formación continua. Se requerirá que las empresas cuenten con planes de formación constante. 

Además de las empresas, también es necesario que los Gobiernos de cada país empiecen a adaptar el sistema educativo a las nuevas tecnologías, ofreciendo materias nuevas como codificación y análisis de datos para poder educar a los trabajadores del futuro en las nuevas materias tecnológicas. 

¿Perderemos nuestros puestos de trabajo?

La automatización en los distintos niveles de los procesos productivos y la llegada de los robots es totalmente necesaria e inevitable. Los puestos de trabajo también se verán obligados a renovarse y se crearán nuevas oportunidades laborales. Existen opiniones contradictorias sobre este tema laboral, pero la pregunta más importante es si los puestos nuevos que se van a crear serán más numerosos que los que se van a destruir. 

En un informe del FMI presentado en mayo de 2018 se aseguraba que sí se debe temer por el puesto de trabajo con la llegada de la robótica y la Inteligencia Artificial, siendo los trabajos físicos, los de las líneas de producción o los administrativos los que sufran un mayor revés. Las estadísticas indican que, en el 60 % de los trabajos que se realizan en la actualidad, el 30% de las actividades que desarrollan serán automatizadas, aunque únicamente el 5% de ellos son plenamente automatizables.

Llegando a cifras millonarias, en un informe publicado por McKinsey Global Institute se señala que, para el 2030, entre 75 y 375 millones de personas verán alterados sus puestos de trabajo por la llegada de la Inteligencia Artificial y de la automatización de los robots.

Según la OCDE “en 2020 habrá 750.000 puestos de trabajo de especialistas en TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) que no se van a poder cubrir por la falta de personal cualificado

Hay esperanza sin mente artificial

Sin ser apocalípticos, la mano de obra humana seguirá siendo necesaria, pero sí que exigirá una mayor cualificación. Las nuevas tecnologías necesitan desarrolladores, siendo los sectores energético y sanitario los que mayor impulso sufrirán, por el aumento de población mundial y la mayor esperanza de vida. 

Aún hay esperanza y se estima que casi el 9% de los trabajos que se realicen en el 2030 no han sido creados en la actualidad. Antes de llegar a la creación de estos nuevos puestos de trabajo habrá que pasar por un periodo de formación y adaptación a los nuevos puestos. El impacto de esta adaptación será más intenso en los países con mayor desarrollo, puesto que la automatización será mayor.

Máster, grados y postgrados en Inteligencia Artificial

Según un estudio elaborado por McKinsey & Company, se calcula que la necesidad de contar con conocimientos avanzados en programación y codificación en los puestos de trabajo aumentará un 55%. Serán promocionados, sobre un 24%, aquellos trabajos que requieran de habilidades sociales y emocionales como toma de decisiones. 

Otra parte del aprendizaje será el análisis masivo de datos. En países como China están más adelantados que el resto porque llevan ya años con puestos de trabajo automatizados gracias a su estrategia económica en torno a la robótica y a la Inteligencia Artificial robótica.

En cuanto al sector educativo, en los últimos años se está viendo iniciativas que impulsan la programación, desarrollo de sistemas, robótica, BigData…. La variedad de cursos, carreras, post-grados cada vez es mayor y más específico y permiten la inclusión para el próximo mundo laboral. En España, las Universidades del País Vasco y de la Comunidad Valenciana han presentado en 2019 nuevas titulaciones en másters y grados vinculados a la Inteligencia Artificial.

Libros recomendados para aprender Inteligencia Artificial avanzada y pdf:

  • Inteligencia Artificial. Fundamentos, práctica y aplicaciones. Alberto García Serrano. 2016
  • Inteligencia Artificial. Matemáticas del aprendizaje automático. Richard Han. 2019
  • Inteligencia Artificial para desarrolladores. Conceptos e implementación en Java. Virginie Mathivet. 2017
  • Inteligencia Artificial. Técnicas, métodos y aplicaciones. Marín Roque y José Palma. 2008
  • Inteligencia Artificial. Cómo cambiará el mundo (y tu vida). Pablo Rodriguez Rodríguez. 2018
  • Inteligencia Artificial. 101 cosas que debes saber hoy sobre nuestro futuro. Lasse Rouhiainen. 2018
  • Estructura de Datos y Algoritmos. Una introducción sencilla. Rudolph Russell. 2018
  • Inteligencia Artificial y administración pública. Robots y humanos compartiendo el servicio público. Carles Ramió Matas. 2019
  • Inteligencia Artificial. Lo que todo el mundo debe saber. Jerry Kaplan. 2017
  • Derecho, Big Data e Inteligencia Artificial. Andrea Ottolia. 2018
  • Inteligencia Artificial Avanzada. Raúl Benitez Iglésias, G. Escudero, S. Kanaan y D. Masip Rodó. 2013
  • Deep Medicine. How artificial Intelligence can make healthcare human again. Eric Topol. 2019
  • Creación de modelos de negocio de éxito basado en Inteligencia Artificial: Utiliza Machine Learning y Deep Learning para hacer crecer tu negocio. Bert Langa. 2018
  • Inteligencia Artificial. ¿Conciencia artificial? Natalia López Moratalla. 2017
  • Inteligencia Artificial con aplicaciones a la Ingeniería. Pedro Ponce Cruz. 2011
  • Efficient Learning Machines. Theories, concepts and applications for engineers and System Designers. Mariette Awad and Raul Khanna. 2015
  • Inteligencia Artificial Tecnología derecho. Susana Navas Navarro. 2017
  • Aprender Inteligencia Artificial Combinatoria, grafos y algoritmos en Python con 100 ejercicios prácticos. Arnaldo Pérez Castaño. 2017
  • El mundo Genuino Arduino. Curso práctico de formación. Óscar Torrente Artero. 2016
  • Bioinformática. Simulación, vida artificial e Inteligencia Artificial. Rafael Lahoz-Beltrá. 2013
  • Las redes neuronales. Una guía esencial para principiantes de las redes neuronales artificiales y su papel en el aprendizaje automático y la Inteligencia Artificial. Herbert Jones. 2019
  • La revolución de los robots. Cómo la inteligencia Artificial y la robótica afectan a nuestro futuro. Idoia Salazar García. 2019
  • Redes Neuronales & Deep Learning volumen 1. Entrenamiento de redes neuronales artificiales. Fernando Berzal. 2019
  • Inteligencia Artificial y proceso judicial. Jordi Nieva Fenoll. 2018
  • Artificial Intelligence. A modern Approach. Russell Stuart. 2018
  • Java. Comprender e implementar los principios básicos de la Inteligencia Artificial. 2017
  • Regulating Artificial Intelligence. Robot Rules. 2018
  • Big Data. Hacia la Inteligencia Artificial. David Vivancos. 2018.