ROBÓTICA

Se investiga tener Tecnología Robótica a partir primaria

Se investiga tener Tecnología Robótica a partir primaria

La sociedad se está dando cuenta de que el futuro de la humanidad dependerá de un modo u otro de la robótica. Muestra de ello es que el modo educativo se encuentra en en pleno momento de desarrollo, a un tiempo más pausado de como debiera, por desdicha, pero lo está haciendo.

La evolución de los dispositivos inteligentes es imparable, pero en muchos países, como es lo que sucede en España, está siendo parado por la escasez que encuentran las entidades en el momento de coger trabajadores cualificado para ampliar sus plantillas. Las cifras apuntan a que el 40% de las compañías europeas experimentan dificultades para incorporar trabajadores en TIC.  

El desafío es revertir rápidamente dicha situación e impedir que nos acabemos retrasados tecnológicamente por no haber sido hábiles en procurar a los estudiantes de métodos en programación y robótica.

Parece que hay acuerdo en que, una de las soluciones más importantes, es dotar a los jóvenes de técnicas mediante una educación STEAM, aportando técnicas que potencien su imaginación y herramientas que estimulen los retos de trabajar en grupo. Para lograrlo, los alumnos requieren aplicar las ideas adquiridas, del mismo modo que enseñarles para que sean ellos mismos los que encuentren respuestas a sus fallos por medio de un pensamiento crítico.

Contestar esta pregunta supone reflexionar previamente sobre si los que tienen el compromiso de crear una estrategia educativa competente, son conocedores del problemático futuro al que nos encontramos. ¿Expresarlo en voz alta es ser catastrofista? Ahora os mostramos unos datos…

Mckinsey & Company, una de las empresas consultoras de mayor prestigio a nivel mundial, prevé que para el año 2030, hasta 375 millones de individuos en el mundo perderán su puesto de trabajo como resultado de la automatización. Según el Foro Económico Mundial, el 65% de los escolares que se hallan estudiando en este momento Primaria ejercerán en puestos de trabajo que de momento aún no se han creado.

Lo único que sabemos en realidad es que la oferta laboral se va a resquebrajarse totalmente en favor de los que sean capaces de adecuarse a un escenario fluctuante que va a girar en torno a la evolución digital, los dispositivos robóticos y la elaboración de programas. Para ello es fundamentalmente importante convencer entre los jóvenes que seguir formándose en el transcurso de su vida va a dejar de ser un hábito sano, sino una obligación más de nuestra vida profesional.

Actualmente, en la comunidad de Madrid, los jóvenes llevan cursando tecnología robótica a partir de 1º de Secundaria desde el curso 2015/16, aun así, se acaba de solicitar en la Asamblea de Madrid un plan para que se cuente la materia de tecnología, programación y tecnología robótica desde 5º de Primaria.

Desde luego sería un progreso más a la hora de aproximar la ciencia y la tecnología a los jóvenes estudiantes. Desarrollar un modelo educativo en el que el estudiante y el robot convivan, ayudará a la hora de provocar su interés en ellos e ir desarrollando habilidades.

Son muy diversas las posibilidades que encuentras en el mercado para acercar los robots a los más pequeños. Y no exclusivamente para construirlos y jugar con ellos, sino que les permite programar con códigos de una forma y adaptada para una edad tan prematura. Que los más pequeños crezcan con normalidad rodeados de sensores, no debería de ser visto desde una óptica distinto a la de los juguetes con los que jugábamos en nuestra niñez.