IA

Un algoritmo de IA crea música

Un algoritmo de IA crea música

Desconocemos si Eurovisión 2019 os agradó o no, o simplemente pasó inadvertida para vosotros, pero sí os afirmaremos una cosa…. Es probable que esto de enviar a un representante humano al festival se termine pronto. Síguenos en Ciborg!!!

Un algoritmo de IA crea música

El tema es que cerca de donde se celebraba el certamen, en concreto en la delegación de Oracle Israel, los investigadores están desarrollando por medio de IA un algoritmo al que están adiestrando por medio de todas las canciones que con anterioridad han representado a Israel y al resto de países en el certamen con la intención de que el sistema componga su propia canción “eurovisiva”.

Y aquí tenemos “Blue Jeans and Bloody Tears” (Vaqueros azules y lágrimas sangrientas), que Izhar Cohen, ganador israelí de Eurovisión mil novecientos setenta y ocho con “A-ba-ni-bi”, canta a dúo con un agradable robot de color rosa.

Los desarrolladores de Oracle crearon una red neuronal que hizo posible este sueño con sólo dos meses de plazo para trabajar en él. Afab Sobol, líder senior de desarrollo de negocios en Oracle apunta} que “nadie había intentado hacer esto antes. No se trataba tan sólo de componer una canción, había que investigar primero el ADN de una habitual canción de Eurovisión y después conseguir que una máquina consiguiera componerla”.

Así, el equipo israelí ha logrado que los algoritmos de Deep Learning compongan una canción con sus armonías y letras correspondientes.

Otros proyectos musicales con IA

Indudablemente es un nuevo avance en tecnología, si bien no son los únicos que han logrado que la Inteligencia Artificial componga música. En YouTube podemos encontrar Dadabots, un canal de Death Metal en donde un sistema de IA está componiendo música de forma ininterrumpida a lo largo de 24 horas al día. Cierto es que lejos queda de sonar como Amon Amarth o Dimmu Borgir, pero démosle un tanto más de entrenamiento y veremos hasta donde pueden llegar dichos algoritmos. 

Otro proyecto musical de mucho interés es DAC (Deep Artificial Composer), creado en Suiza por la Escuela Politecnica Federal de Lausana. Este proyecto fue presentado en el evento Evostar y consiste en crear partituras musicales de estilos irlandés tradicional o bien klezmer. Lo han conseguido gracias al aprendizaje que efectúa el algoritmo al adiestrarle con típicas canciones tradicionales.

Aún hay sitio para los humanos

Mas, por mucho que Nimrod Shapira, uno de los creadores del proyecto israelita, asegure que el mérito de la canción corresponda al sistema de IA, la realidad es que fue necesaria la intervención humana para elegir y distribuir en la canción los cientos de fragmentos que el sistema neuronal había generado. Fuere como fuese, esta canción se halla destinada al éxito, merced a frases como “Lloraré, pero sobreviviré”, “No hay vida sin tu vida en la miseria” y “Las lágrimas siempre y en todo momento van a tener los ojos húmedos”, las que han calado en el corazón del público. Otro abal del éxito cosechado por este proyecto son las ciento dos mil visitas recibidas en YouTube en los primeros 7 días y el sinfín de opiniones positivas cosechadas.